31.-2ª Equipación 1996-1998

En la trayectoria no cronológica que estamos siguiendo en nuestro repaso a las camisetas del Sevilla F.C., intento ir combinando, sin patrón predefinido, camisetas más antiguas y más recientes, o primeras, segundas y terceras equipaciones, competición nacional o europea, finales, etc…, de forma que no sea demasiado previsible (y aún no hemos empezado con las de portero, que creo dejaré para el final). Resulta patente que las que más interés despiertan, por visitas, comentarios e e-mails son las más antiguas (aunque hay excepciones), pero siendo mi objetivo exponer las camisetas de mi colección y no maximizar el número de visitas, enlaces o comentarios (creo que un sólo comentario ya es más de lo que esperaba al principio), seguiremos en una línea similar. Sí es un hecho que tanto ir a los “extremos” hace que las camisetas más centradas en el tiempo (década de los 90) las estemos visitando menos (aunque eventualmente las veremos todas, en un orden u otro). Intentando enmendar esto, veremos hoy una camiseta de ese periodo con características muy curiosas: la segunda equipación, roja, del periodo 1996-1998, de Umbro. En realidad, veremos dos camisetas: una primera usada en juego por Aranalde en la temporada 1996-1997 y una segunda igualmente usada en juego en la temporada 1997-1998, con el número 16, ambas de manga larga, y por este orden. Empezaremos viendo en detalle el diseño original (el de marca de agua), para después, en la segunda camiseta, resaltar los detalles específicos y las diferencias que trae la modificación improvisada.

Este diseño es especialmente interesante por un curioso motivo, inédito en el Sevilla, al menos: la camiseta de la temporada 1996-97 (de mal recuerdo deportivo ya que supuso el descenso a Segunda División) tiene en su diseño una marca de agua representando un estadio genérico (no el Ramón Sánchez-Pizjuán) en el que luego nos centraremos, estando realizada en un tejido incómodo, poco transpirable pero sobre todo con tendencia a producir picor. Hubo quejas por este motivo y la solución que se adoptó fue, ya en la 1997-98, tener un modelo alternativo que mantiene el diseño de la camiseta excepto en la tela, que cambia: esto es, la camiseta es idéntica pero desaparece la marca de agua del estadio para sustituirse por el mismo tejido (mucho más suave y ligero) de las Umbro del periodo 1994-1996. Así, la camiseta con la marca de agua se llevó tanto en la temporada 1996-1997 como en la 1997-1998, y la camiseta con el tejido liso exclusivamente en algunos partidos de la 1997-1998. Esta sustitución del tejido, que aquí puede resultar discutible si es otra camiseta o no (ya que el tejido contiene un elemento clave del diseño como es la marca de agua), se verá más claramente cuando veamos la primera equipación, en la que también ocurre. Aquí veremos, pues, un diseño con dos versiones de tejido, ambas de mal recuerdo en lo deportivo (descenso con la primera, no consecución del ascenso con la segunda). Curiosamente, este hecho hace cambiar el concepto de la camiseta por completo: de ser un diseño llamativo y algo cargado el primero, a un concepto liso, casi plano, el segundo.

Detalles del pecho

Pasando a la camiseta en sí (modelo con marca de agua), el diseño es simple en cuanto a elementos, con la peculiaridad del estampado. En la parte delantera, los detalles son los siguientes (clic sobre la imagen a continuación para ampliar): el escudo del Sevilla F.C., bordado directamente sobre la camiseta (aunque no queda un resultado excesivamente bueno, sino irregular y demasiado triangular en su forma), como ya vimos en algunas Umbro -segundas equipaciones- precedentes y posteriores, pero sin aprovechar el rojo de la tela para el escudo, sino que este también va bordado; el logo de Umbro, bordado en hilo blanco con el símbolo habitual de los dos rombos y el nombre (en la tercera equipación que aparece en la temporada 1997-1998 este logo variaría); el patrocinador principal, Eurotex pinturas, impreso sobre la camiseta, no estampado en la tela ni por supuesto en vinilo (la técnica tipo “pintura” que hemos visto en las Umbro habitualmente; y que hace que en la imagen se aprecie la textura, ligeramente rugosa, de la tela); este patrocinador se llevó durante la segunda mitad de la temporada 1996-97 (en concreto, desde la jornada 23 de 42) y durante toda la 1997-98, por lo que también puede encontrarse este modelo sin el mismo correspondiente a la primera parte de la 1996-97. Es conveniente detenernos un momento en dicho patrocinador, que estuvo presente numerosas temporadas en las camisetas del Sevilla de distintos años, empezando en la 1996-97 y hasta la temporada 2000-2001, de forma intermitente, pero constante incluso temporadas completas, siendo uno de los patrocinadores más longevos en la historia del club, lo que tiene especial mérito siendo una empresa de ámbito eminentemente local. Por otro lado, mencionar el cuello, que probablemente sea el elemento más distintivo de esta camiseta junto con la marca de agua (el que, tras el cambio de tejido, nos permite determinar que la camiseta es la misma): continúa la línea de Umbro de cuello distintos, incluso en varias capas y tejidos. En concreto, es un cuello en pico con solapas semirígidas, en tejido más duro y elástico. El pico lo forman dos tiras blancas con ribete rojo que montan una sobre otra (ver imagen a continuación, haciendo clic sobre ella para ampliarla), de donde salen dos piezas de tela blanca, de textura completamente distinta (un tejido no poliester, sino más tipo algodón, poco habitual en camisetas de fútbol), que unen ya con el cuello, semirrígido de color rojo (mismo tono que la tela de la camiseta) con una fina línea blanca casi al final, en el estilo de la Umbro 1994-1996, aunque con la franja blanca algo más gruesa. Todos los detalles anteriores van sobre la citada marca de agua que representa un estadio genérico, no es Ramón Sánchez-Pizjuán como es evidente y veremos después; este estampado se hace con distintos tonos de rojo y tuvo gran aceptación entre los sevillistas; en la imagen a continuación se ve un detalle del estampado que cubre toda la parte delantera (así como la trasera), y que veremos en detalle más adelante.

En lo referente a las mangas, los detalles son mínimos. Esta equipación es utilizada en juego y, por tanto, en la manga derecha lleva el parche de la LFP, cosido a la camiseta y en pequeño tamaño como corresponde a la época. La versión de manga larga, como es habitual, no estuvo disponible comercialmente, y un signo claro de camiseta de juego, ya que se reservaban a este fin. Dicho esto, el detalle a reseñar fundamentalmente son los puños de la camiseta, en versión manga larga (la versión manga corta terminaba sin ningún ribete, simplemente en el tejido normal de la camiseta). Así, encontramos unos puños elásticos, completamente rojos por la parte exterior pero, curiosamente, con una franja negra en la parte interior, no visible con la camiseta puesta. La manga frunce sobre estos puños, que quedan ajustados, en un estilo habitual en esos años. En la imagen a continuación puede apreciarse el detalle (clic sobre ella para ampliar). En cuanto al color, en las mangas no hay marca de agua por lo que el tono de rojo es uniforme y curiosamente más oscuro que en la zona frontal donde se unen (correspondiente al cielo en la marca de agua del estadio), por lo que de el salto de color es patente en esa zona.

La parte trasera de la camiseta, presenta, de nuevo, la marca de agua del estadio exactamente igual que en la parte delantera, sin más elementos distintivos que el nombre y dorsal del jugador, ARANALDE 21, lo que permite identificar a la camiseta como utilizada en la temporada 1996-1997 que es la única que el jugador militó en el Sevilla. Se presenta la misma característica que en la parte delantera en cuanto al cambio de tonalidad de rojo en la unión con las mangas, poco acertada.

Detalles de la espalda

Profundizando un poco más en los detalles de la parte trasera, encontramos fundamentalmente los relacionados con el nombre y dorsal: como ya se ha indicado en otras entradas de camisetas Umbro, y se ha mencionado al hablar del patrocinador, el nombre y número no van serigrafiados en vinilo, sino que aparece impreso o estampado, en color blanco: puede apreciarse perfectamente la textura rugosa en la imagen a continuación (clic sobre ella para ampliar). La tipografía del dorsal, ya vista en camisetas Umbro previas, es uno de los dos tipos utilizados por Umbro en el Sevilla  -y que se combinaban, incluso en un mismo partido- estas temporadas, y en concreto en la que tratamos aquí (hasta la introducción en la temporada 1999-2000 de cambios, como vimos). En concreto, es la tipografía que presenta un logo de Umbro en la base (ver imagen a continuación, clic sobre ella para ampliar), y sombreado en el dorsal, haciendo un efecto de perspectiva. El otro posible tipo de dorsal es de estilo deportivo, sin logo de Umbro y sin sombreado, sino reborde (como por ejemplo el que vimos en la tercera equipación 1997-1999). El dorsal con medio logo de Umbro en la esquina superior derecha no se utilizó esta temporada, solamente en la 1995-1996 y ocasionalmente, como vimos. El nombre del jugador iría sobre el dorsal con la misma tipografía y tamaño que hemos visto en varios modelos (como la camiseta de las temporadas 1998-2000 o de la 1995-1996), y que Umbro utilizó en casi todos sus diseños para el Sevilla (la única excepción es la tercera equipación de esta temporada 1997-1998 y la siguiente, ya comentada más arriba). Resaltar también la ya citada marca de agua del estadio.

Otros detalles de la camiseta: Hemos visto y comentado a lo largo de la entrada algunos detalles de la marca de agua de la camiseta, que es sin duda el elemento más representativo de este modelo, pero es en este punto donde nos centraremos un poco más en ella. Esta marca de agua, en dos tonos de rojo (más claro y más oscuro) representa un estadio que, contra la creencia inicial, no es el Ramón Sánchez-Pizjuán, sino un estadio genérico, no identificado (en el caso de que sea un estadio concreto, existente). En la imagen que sigue, obtenida de una camiseta sin patrocinador (y por tanto ideal para observar el conjunto sin interferencias, clic sobre ella para ampliar), puede verse que el espacio del terreno de juego es un óvalo, además de no existir visera ni ninguno de los elementos que constituyen el estadio sevillista. Esto constituye un error evidente de Umbro, ya que sin duda la camiseta hubiera tenido una repercusión muchísimo mayor en ventas de haber contado con el feudo sevillista; de hecho, la camiseta en la que se basa (como muchas de las camisetas de esa época de Umbro) es una del Manchester United en la temporada 1995-1996, en la que sí aparecía en marca de agua su estadio, Old Trafford, y se considera como una de las mejores camisetas del club inglés. No obstante, es un elemento llamativo y distinto pero que no llega a las cotas que fácilmente podía haber alcanzado. Su eliminación al cambiar de tela, como veremos, altera completamente el carácter de la camiseta.

Versión con tejido alternativo 1997-1998: Como anticipamos al principio de la entrada, el modelo que hemos visto se utilizó como equipación visitante toda la temporada 1996-1997, siendo también muy utilizada en la temporada 1997-1998. No obstante, el tejido tanto de la primera como de la segunda equipación no eran especialmente cómodos, y en algún momento de la temporada 1997-98 se generan versiones alternativas en un tejido mucho más cómodo y ligero, el mismo utilizado en el periodo 1994-1996. Esto no implica que se utilizaran desde entonces estos modelos alternativos, ya que siguieron usándose con frecuencia los originales de la 1995-1996, pero convivieron con ellos y se utilizaron en bastante ocasiones, por lo que deben considerarse (o al menos, así lo haremos aquí) como versiones con un tejido alternativo, sin alterar el diseño de la camiseta en lo demás y no como camisetas distintas ya que no cambian el diseño sino el material, y además alternaron con las originales (aunque en esta segunda equipación alterar el tejido supone un cambio radical en el carácter de la camiseta, sigue siendo tan sólo un cambio de material). Esto también sucederá en la primera equipación, como veremos. En concreto, vamos a analizar una camiseta utilizada en juego, con el dorsal 16, en manga larga.

Esa temporada 1997-1998, además, aparecería la novedosa tercera equipación, que sería la primera vez en la historia del Sevilla que se utilizaría, y que sería un éxito de ventas y diseño (color azul oscuro con franjas de escudos en los hombros, como veremos próximamente), lo que eclipsó las dos primeras equipaciones. El Sevilla dispuso esta temporada, pues, de tres equipaciones por primera vez, y curiosamente cada una con un diseño distinto (raro en el Sevilla pero frecuente en la gran mayoría de clubes).

En cuanto a diferencias entre versiones, en la parte delantera no existe ninguna más allá de la ausencia de la marca de agua, que por ser inherente al tejido analizaremos luego. En las mangas sí encontramos alguna: en primer lugar, y no siendo una diferencia de la camiseta en sí, mencionar que aunque esta equipación es utilizada en juego, y debería por tanto llevar el parche de la LFP en la manga, la ausencia igualmente de nombre del jugador (obligatorio junto con el dorsal fijo desde la temporada 1995-1996, como hemos comentado repetidamente), indica que probablemente se trate de una camiseta utilizada en pretemporada o amistosos, sin logo de la Liga ni nombre del jugador. En los puños de esta versión de manga larga encontramos la primera diferencia, ya que en lugar de ser como los originales (rojos), son blancos con una línea roja casi en el extremo, en un patrón de colores invertido respecto al del cuello. Como vimos, entre las camisetas de manga larga de la 1994-1995 y 1995-1996 hay una diferencia curiosa en el color del puño: las primeras llevan (tanto en la primera como en la segunda equipación) puño blanco con línea roja, y las últimas a la inversa, esto es, puño rojo con línea blanca; es posible que para hacer estas versiones, además de tejido de los modelos antiguos se utilizaran puños (aunque esto no es más que una hipótesis).

En la espalda no se encuentran diferencias aparte del tejido: aquí, el único elemento presente es el dorsal 16, que aunque como ya se ha indicado debería llevar nombre (ya eran obligatorios esta temporada), no lo hace, probablemente por ser una camiseta utilizada en pretemporada, cuando los dorsales aún no estaban asignados.

 El elemento más relevante es el cambio de tejido: aquí, desaparece el rugoso tejido estampado con la marca de agua del estadio para dar paso a un tejido mucho más suave y ligero, de color rojo uniforme, lo que por si sólo convierte el diseño en muy simple y plano al eliminar su elemento más personal (aunque resuelve algunos problemas del diseño original como el salto de tono de rojo en la unión de las mangas). En concreto, el tejido parece ser exactamente el mismo, en cuanto a textura y consistencia, que el de la segunda equipación 1994-1996, que ya vimos,  presentando un detalle que hemos analizado ya en otras camisetas del mismo periodo (años 90): el patrón de brillo de la tela, que en este caso es en forma de franjas diagonales descendentes de izquierda a derecha de logos Umbro enlazados por los vértices de los rombos, formando franjas, alternados con franjas mate que únicamente incorporaban en brillo algunos puntos (ver detalle en imagen a continuación, click sobre ella para ampliar).

Para terminar, en la siguiente imagen pueden verse las dos versiones juntas (clic sobre la imagen para ampliar). Resulta llamativa la diferencia de textura que puede verse en el patrocinador o el dorsal, mucho más lisa en la del tejido de rombos frente a la mayor rugosidad del tejido estampado: en cualquier caso, puede apreciarse que, tejido aparte, las dos camisetas presentan el mismo diseño.

En resumen, una camiseta con la peculiaridad de haber sido confeccionada en dos versiones de tejido que además le dan dos caracteres complemente distintos: por un lado, el diseño original e innovador con la marca de agua original y llamativa pero que no corresponde al Ramón Sánchez-Pizjuán; por otro, al cambiar el tejido y eliminar la marca de agua el diseño pierde su carácter novedoso para pasar a ser sobrio y elegante, aunque sin elementos que le den una personalidad marcada (y que, por si sola, habría pasado a un rápido olvido). En resumen, un modelo recordado que no resulta redondo y otro improvisado como contingencia que resulta falto de carácter. Poco se benefician ambas versiones, por otro lado, de los pobres resultados deportivos de aquellas temporadas. En el lado positivo de ambas es de reseñar la calidad de ambas camisetas, que se conservan en perfecto estado tantos años después. Por último, sirva esta entrada doble para ilustrar el hecho de los cambios en los diseños, muy poco habitual (aunque, como iremos viendo con Umbro, no aislado) y para poder presentar una camiseta de juego donde aparece Eurotex, como se ha dicho longevo patrocinador con el mérito de estar muy cerca del club en los peores años recientes, que aparece en numerosas imágenes pero aún no habíamos traído por aquí.

Anuncios

Un pensamiento en “31.-2ª Equipación 1996-1998

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s